“Me gustaba pensar que un día iba a volver y que cuando eso pasara yo iba a estar ahí para aceptarlo de nuevo. Pero las cosas cambiaron, yo ya no era la misma chiquilla que ansiaba pasar el resto de su vida con él, ya no tenía los mismos sueños ni los mismos deseos; había viajado por otras mentes, otras bocas, otros cuerpos. En resumen, yo ya no era aquella niña que él amaba. Yo soy aquella mujer que él lastimó y tuvo que seguir adelante, soy una sombra de ese dolor inmenso que me produjo su amor incondicional, soy un cascaron que no puede sentir compasión por los errores del pasado. Soy dura y fría gracias a cada rechazo que él tuvo conmigo, a cada lagrima que derramé por su indiferencia y desinterés, a cada momento importante que no estuvo, a cada promesa rota. Me convertí en una mentira, me convertí en eso que él no podrá solucionar, en ese arrepentimiento que llevará cada día hasta que me olvide. Soy un poco de eso que el odia y le duele. Ya no hay nada en mí que él pueda amar.”
16
“A veces por las noches siento un vacío y me despierto. Miro a mi alrededor y trato de pensar en lo que pasa, la verdad es que te extraño, te extraño tanto… tanto, que es necesario abrazar mi almohada para poder sentir que me acompañas.”
11
Si crees que yo no te dedico palabras, estas muy equivocado. No te escribo estados en Facebook o en whatsapp, ni te escribo tuits en Twitter. Pero si entras a mi tumblr y buscas bien entre tanto post suicida hay un post dedicado a ti. Así que debes estar feliz, por que gracias a ti mi suicida interior se pone romántico. (Fuente: antes-de-que-explote, vía razzor-pheles)

Si crees que yo no te dedico palabras, estas muy equivocado. No te escribo estados en Facebook o en whatsapp, ni te escribo tuits en Twitter. Pero si entras a mi tumblr y buscas bien entre tanto post suicida hay un post dedicado a ti. Así que debes estar feliz, por que gracias a ti mi suicida interior se pone romántico.

9165
Ana, Ana, Ana. ¿Qué hice yo para que llegaras a mí hace 10 años? Ahora estás aquí y me haces extrañar sentir el estómago vacío y el dolor en el cuerpo por tanto ejercicio. Estoy empezando a odiar a las personas a mi alrededor porque no me dejan estar sola, odio ver la comida por todos lados, odio el olor de cuando mi madre hace de comer tres veces al día, odio escuchar “ven a comer” más de 5 veces y que suba a verme para comer. Estoy empezando a odiar a todos los que me preguntan cómo estoy, odio que me hablen, odio que se preocupen por mí, odio tener que explicar porque me están saliendo ojeras. Me empiezo a odiar por muchas razones, por ser débil ante ti, por ser débil antes las personas que quiero, por sentirme usada todo el tiempo, odio no ser esa persona que es fuerte y puede ser delgada sólo haciendo ejercicio y comiendo bien, odio tener la necesidad de sentir siempre el estómago vacío. Odio mirarme al espejo y ver que poco a poco estoy desapareciendo, desde el interior. ¿Quién seré yo en unas semanas? ¿Las personas me van a reconocer? ¿Me van a querer? ¿Me van a aceptar? No me siento aquí, no me siento en ningún lugar porque no pertenezco a ningún lugar. Sólo la soledad me hace feliz y me hace sentir bien. Sin embargo, no puedo odiarte Ana, eres parte de mí… hasta el día en yo muera tú siempre estarás vigilándome. (Fuente: mihistoriaconana)

Ana, Ana, Ana. ¿Qué hice yo para que llegaras a mí hace 10 años? Ahora estás aquí y me haces extrañar sentir el estómago vacío y el dolor en el cuerpo por tanto ejercicio. Estoy empezando a odiar a las personas a mi alrededor porque no me dejan estar sola, odio ver la comida por todos lados, odio el olor de cuando mi madre hace de comer tres veces al día, odio escuchar “ven a comer” más de 5 veces y que suba a verme para comer. Estoy empezando a odiar a todos los que me preguntan cómo estoy, odio que me hablen, odio que se preocupen por mí, odio tener que explicar porque me están saliendo ojeras. Me empiezo a odiar por muchas razones, por ser débil ante ti, por ser débil antes las personas que quiero, por sentirme usada todo el tiempo, odio no ser esa persona que es fuerte y puede ser delgada sólo haciendo ejercicio y comiendo bien, odio tener la necesidad de sentir siempre el estómago vacío. Odio mirarme al espejo y ver que poco a poco estoy desapareciendo, desde el interior. ¿Quién seré yo en unas semanas? ¿Las personas me van a reconocer? ¿Me van a querer? ¿Me van a aceptar? No me siento aquí, no me siento en ningún lugar porque no pertenezco a ningún lugar. Sólo la soledad me hace feliz y me hace sentir bien. Sin embargo, no puedo odiarte Ana, eres parte de mí… hasta el día en yo muera tú siempre estarás vigilándome.

7
Ana, Ana, Ana. ¿Qué hice yo para que llegaras a mí hace 10 años? Ahora estás aquí y me haces extrañar sentir el estómago vacío y el dolor en el cuerpo por tanto ejercicio. Estoy empezando a odiar a las personas a mi alrededor porque no me dejan estar sola, odio ver la comida por todos lados, odio el olor de cuando mi madre hace de comer tres veces al día, odio escuchar “ven a comer” más de 5 veces y que suba a verme para comer. Estoy empezando a odiar a todos los que me preguntan cómo estoy, odio que me hablen, odio que se preocupen por mí, odio tener que explicar porque me están saliendo ojeras. Me empiezo a odiar por muchas razones, por ser débil ante ti, por ser débil antes las personas que quiero, por sentirme usada todo el tiempo, odio no ser esa persona que es fuerte y puede ser delgada sólo haciendo ejercicio y comiendo bien, odio tener la necesidad de sentir siempre el estómago vacío. Odio mirarme al espejo y ver que poco a poco estoy desapareciendo, desde el interior. ¿Quién seré yo en unas semanas? ¿Las personas me van a reconocer? ¿Me van a querer? ¿Me van a aceptar? No me siento aquí, no me siento en ningún lugar porque no pertenezco a ningún lugar. Sólo la soledad me hace feliz y me hace sentir bien. Sin embargo, no puedo odiarte Ana, eres parte de mí… hasta el día en yo muera tú siempre estarás vigilándome. (Fuente: mihistoriaconana)

Ana, Ana, Ana. ¿Qué hice yo para que llegaras a mí hace 10 años? Ahora estás aquí y me haces extrañar sentir el estómago vacío y el dolor en el cuerpo por tanto ejercicio. Estoy empezando a odiar a las personas a mi alrededor porque no me dejan estar sola, odio ver la comida por todos lados, odio el olor de cuando mi madre hace de comer tres veces al día, odio escuchar “ven a comer” más de 5 veces y que suba a verme para comer. Estoy empezando a odiar a todos los que me preguntan cómo estoy, odio que me hablen, odio que se preocupen por mí, odio tener que explicar porque me están saliendo ojeras. Me empiezo a odiar por muchas razones, por ser débil ante ti, por ser débil antes las personas que quiero, por sentirme usada todo el tiempo, odio no ser esa persona que es fuerte y puede ser delgada sólo haciendo ejercicio y comiendo bien, odio tener la necesidad de sentir siempre el estómago vacío. Odio mirarme al espejo y ver que poco a poco estoy desapareciendo, desde el interior. ¿Quién seré yo en unas semanas? ¿Las personas me van a reconocer? ¿Me van a querer? ¿Me van a aceptar? No me siento aquí, no me siento en ningún lugar porque no pertenezco a ningún lugar. Sólo la soledad me hace feliz y me hace sentir bien. Sin embargo, no puedo odiarte Ana, eres parte de mí… hasta el día en yo muera tú siempre estarás vigilándome.

7
6
“Dame tus alas. Tu ya volaste mucho. Tus pies llevan mucho tiempo sin tocar el suelo. Dame tus alas para mantenerte a mi lado, solo un momento, sólo un segundo. Un segundo puede ser una eternidad a tu lado.”
13
7

✖HORROR✖

No duermo …
406
Debería limpiar antes de tomarse fotos como puta o.o
7911